Formalizar las pymes y digitalizar sus procesos: una necesidad urgente en América Latina

El desafío de las pymes

Una pequeña y mediana empresa (PYME) es una empresa que tiene un número reducido de trabajadores y registra ingresos moderados. Por lo general, se clasifican según sus ventas anuales y su rubro, y su cantidad de empleados varía entre 11 a 50, dependiendo de la región.

Las pymes son motor de desarrollo en la economía de un país; en Latinoamérica representan más del 99.5% de las empresas, generan el 60% del empleo productivo formal y son indispensables para la inclusión social a nivel regional.

A pesar de los grandes beneficios tanto económicos como sociales que brindan, deben enfrentar ciertos obstáculos que enlentecen su trabajo, haciéndolo menos productivo y más difícil de escalar. El principal tiene que ver con la burocracia excesiva de los procedimientos administrativos.  

Las medidas orientadas a mejorar la productividad, la innovación y la digitalización de dichos procesos pueden mejorar notablemente el desempeño de las pymes. Además, de este modo se vuelve posible abordar la problemática de la informalidad, que tanto afecta a las empresas de estas características.  

En Perú, por ejemplo, el 94% de las pymes padecen la informalidad, pese a que generan el 21.6% del PBI del país. Esto no solo afecta al Estado, que no percibe los impuestos derivados de la actividad económica de la empresa, sino también a la empresa misma, que no tiene la posibilidad de acceder a un financiamiento del sistema bancario, por ejemplo, y no puede incorporarse a cadenas productivas de empresas más grandes y formales.

La informalidad de las pymes provoca que su crecimiento se vea estancado y no pueda convertirse en una empresa más grande, con más capitalización, empleados y ventas, que a la vez contrate a otras empresas más pequeñas y nuevas. De esta forma afecta a todo el tejido empresarial de un país y, por ende, a su economía.

La clave de la digitalización

Pensar de manera estratégica las soluciones a brindar es la única forma de obtener resultados concretos. La transformación digital de las pymes pareciera ser, actualmente, un eje fundamental para la recuperación económica del mundo post-pandemia. Y no solo la digitalización de las mismas empresas será importante en este punto, sino que la tecnología será la clave también en los procesos administrativos ligados a su formación, control y cobro de impuestos por parte del Estado.  

Es innegable que estamos experimentando una revolución tecnológica ante la cual no hay retorno. El presente y el futuro piden cada vez más vías de conexión disruptivas, tales como blockchain, inteligencia artificial o cloud computing. Esto no es simplemente moda, su potencial excede la tendencia del mercado.

Si se piensa en los efectos del confinamiento a raíz de la pandemia por COVID, las empresas u organizaciones que no contaban con medios de trabajo digitales o no tenían la estructura necesaria para virar hacia ellos de una manera sencilla y rápida, no fueron capaces de trabajar eficazmente por meses, lo que provocó grandes pérdidas de capital, tiempo y esfuerzo. De la misma forma, aquellos negocios que no aceptaban medios de pagos digitales no pudieron adaptarse a una necesidad urgente y sus ventas se vieron perjudicadas. La optimización de las pymes, a través de medios digitales, se convirtió en un imperativo de la noche a la mañana y quienes supieron ver la revolución anticipadamente, sin dudas, se vieron fortalecidos.

Esto no se trata de comparar el avance en materia de digitalización entre las pymes, sino de exponer una asimetría entre las grandes empresas y las pequeñas y medianas: quienes adoptan a la tecnología como parte de su entramado empresarial, junto a la formalidad, son las que se mantienen más estables en épocas de crisis, más empleo generan y más crecen. Por el contrario, las pymes que no acompañan esta transformación ponen en riesgo la continuidad de su negocio, se vuelven poco competitivas y provocan la destrucción del empleo allí donde más se necesita.

Nuestro compromiso

Existe una necesidad urgente: que las pymes se digitalicen. Para ese menester es que creamos Pagos, una herramienta digital diseñada para simplificar los cobros e impulsar el crecimiento de los negocios. Cuenta con una amplia variedad de formas de pago, está pensada para organizar procesos, ampliar la cartera de clientes y desarrollar nuevas acciones comerciales. Todo esto gracias a una síntesis que reúne eficiencia, tecnología y facilidades.

En Pagos aspiramos a la transformación digital de tu empresa, negocio o emprendimiento y brindamos soluciones acordes a tu realidad, diseñadas de manera sencilla y clara, para que tu experiencia sea lo más eficiente posible.

Sabemos de los desafíos que implica ser y crear una pyme, por eso desarrollamos tecnología que funciona alineada a tus necesidades y las de tus clientes.

Digitalizar tu negocio o empresa te va a permitir crecer, haciendo click acá podés contactarnos para encontrar la solución que mejor se adapte a tus requerimientos.